close
Visita Bodegas Miquel Jane

Viernes 17 de julio. Media tarde. Un sol de justicia cae sobre Guardiola de Font-Rubí, en el Penedés, tierra de viñas. Dos coches llegan a las bodegas de Miquel Jané en la Masía Cal Costas. De ellos salimos nueve de los integrantes del Equipo Doiser. Tenemos la boca seca y con ganas de refrescarla con los excelentes vinos de Miquel Jané, una familia de viticultores que desde hace cuatro generaciones se encargan de elaborar distintos tipos de vino. Allá nos espera Martí, quien está al pie del cañón estos días en la bodega y que nos acompañará en la visita para contarnos todos los procesos de elaboración de los vinos. Con pasión y de manera amena, el guía empieza el recorrido a pleno sol. Nos cuenta los dos tipos de viñas que cultivan en sus campos, viña joven y viña vieja, repartidas alrededor de sus 51 hectáreas. Dependiendo de la altitud en la que se sitúen unas y otras se generará un vino u otro, con sus miles de matices provocados por los microclimas que se generan en cada parcela.

Visita Bodega Miquel Jane
Visita Bodega Miquel Jané

Luego el Equipo Doiser entra en la finca, en la fábrica donde podemos ver toda la maquinaria con la que embotellan todos sus vinos. Acto seguido, Martí nos cuenta todo los procesos para sacar el jugo, desde el prensar de la uva hasta el maceramiento en los altos depósitos de metal. Nos sorprende con sus conocimientos y sobre todo en cómo la bodega también ayuda a producir vino a aquellos que recolectan su propia uva pero que no tienen la maquinaria necesaria para sacarle el jugo. Una bonita forma de contribuir a la dinamización de la zona y a ayudar pequeños negocios de producción autóctona.

bodegas miquel jané
Vista aérea de las bodegas

Mientras tanto, a algunos, los aromas salidas de la uva prensada y la sequedad de boca, nos hace soñar ya con la primera cata. Así Martí, después de introducirnos brevemente en el mundo de las botas y de visionarnos un interesante vídeo sobre los procesos de producción de Miquel Jané, nos sirve las copas de un excelente vino blanco Baltana, suave pero un punto seco.

Con las papilas gustativas bien despiertas y con ganas de más, Martí nos acompaña a un amplio hall desde donde vemos una larga mesa preparada con quesos y embutidos y cuatro copas para seguir degustando el resto de vinos del catálogo de la bodega Miquel Jané: el extraordinario Sauvignon Blanc, premiado recientemente en el Concurso Mundial de Sauvignon, el Cabernet Sauvignon Rosé, un rosado muy agradable y los dos tintos, el Baltana Negre, dulce pero de gran intensidad y el Baltana Selecció, el más elaborado y con más tiempo en barrica, cuyo resultado se paladea con gusto.

Una vez terminada la cata y alimentados con embutidos de la comarca, algunos de los miembros del equipo no queremos irnos de allí sin antes comprar algunas botellas para hacer partícipes de esta gustosa experiencia a nuestras familias. Los Cabernet Blanc vuelan igual que los Baltana Selecció y el Equipo Doiser se vuelve a su madriguera para pregonar a los cuatro vientos que la selección de vinos de Miquel Jané es, sin duda, uno de los mejores regalos que una empresa puede hacer a sus clientes, proveedores o trabajadores.

equipo-doiser Crónica de la visita del Equipo Doiser a la Bodega Miquel Jané
El Equipo Doiser brinda por un buen verano

 

 

Tags : bodegas miquel janeequipo doiserteam builingvino blanco baltanavinos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR