close
Reclamación judicial de deudas

La crisis económica hizo que, fruto de una reacción en cadena, varias empresas cerraran por no poder afrontar los impagos de sus clientes. Los supuestos fueron distintos, pero sorprenden dos aspectos:

A) La falta de reclamación de la deuda cuando el deudor tienen el domicilio en otro país de la Unión Europea.
B) La escasa utilización del sistema de recuperación del IVA en las facturas impagadas.

En ambos supuestos existen mecanismos que rebajan sensiblemente el impacto de los impagos en la contabilidad.

Respecto de la reclamación a un deudor en otro país de la Unión Europea, del trámite se informa en la web www.e-justice.europa.eu en la que se puede instar la reclamación judicial en línea. A su favor cuenta con la sencillez del trámite a través de formularios normalizados, con la funcionalidad de traducción automática al idioma del país de residencia del deudor, y la especialización que se ha producido algunos países, que ha simplificado y agilizado el trámite. Entre las debilidades del sistema están las distintas regulaciones estatales, que influyen en las denominadas competencia funcional (a qué tipo de Juzgado hay que remitir la reclamación) y competencia territorial (la población en la que radica el Juzgado), ambas no son uniformes y requieren un conocimiento previo para dirigir la reclamación al órgano competente; aunque se ofrece información en la web, no es fácil de comprender. Por otra parte según el Estado hay que abonar una tasa judicial previa a la tramitación de la reclamación, la información en este aspecto tiene que mejorar bastante, ya que sólo se ofrece en el idioma del país en el que se ha de pagar la tasa y con constantes referencias a la legislación autóctona que es recomendable revisar, puesto que a veces no está actualizada la referencia que se ofrece.

Una vez admitida la reclamación por el Juzgado, éste dirige una notificación al deudor, dándole un plazo para pagar o para manifestar por qué cree que no debe la cantidad que se le reclama, pudiendo ocurrir:

1. Que el deudor pague: el Juzgado ingresará el dinero en la cuenta que se haya indicado en el formulario.
2. Que el deudor no pague ni diga nada: el Juzgado dictará una “orden de ejecución europea” que servirá para reclamar la deuda ante cualquier país de la Unión en el que el deudor tenga bienes.
3. Que el deudor se oponga a la deuda: se finaliza el proceso y deberá reclamarse la deuda mediante un juicio, según el procedimiento propio del país del deudor.

En caso de que el deudor, una vez requerido de pago por el Juzgado, no pague se deberá instar una ejecución judicial contra sus bienes, que se tramitará conforme a la normativa y el procedimiento propio de cada sistema judicial, puesto que no se ha creado un sistema de ejecución europeo uniforme.

Respecto de la recuperación del IVA en las facturas impagadas, Hacienda ofrece información en su web, en Inicio ► Empresas y profesionales ►Empresarios individuales y profesionales ►IVA ►Requisitos para recuperar el IVA en el caso de créditos incobrables.

El IVA de las facturas impagadas no se recupera por devolución directa, sino que se hace mediante la emisión de facturas rectificativas que permiten compensar el IVA computado pero no ingresado.

1. En primer lugar hay que tener en cuenta el requisito temporal: las facturas rectificativas sólo pueden emitirse cuando hayan transcurrido 6 meses desde la emisión de la factura (un año cuando el volumen de las operaciones supera los 6.010.121.04 €).
2. El plazo para emitir la factura rectificativa es de tres meses, una vez transcurrido el período indicado en el apartado anterior (es decir 6+3 meses ó 12+3 meses).
3. Una vez emitida la factura, hay un plazo de un mes desde su emisión para comunicarlo a Hacienda.
4. Antes de emitir la factura rectificativa se deberá haber reclamado el impago judicial o notarialmente.
5. La factura rectificativa debe haberse notificado al deudor.

Pese a lo complicado del sistema, conviene tenerlo en cuenta valorando el IVA que se va a recuperar y los gastos que va a generar la reclamación judicial, que está gravada con una tasa judicial de 100,00 € y la correspondiente tasa judicial autonómica según la Comunidad Autónoma. Por otra parte, la reclamación judicial puede hacerse sin necesidad de abogado ni procurador mediante el impreso normalizado que se puede bajar de la web del CGPJ (www.poderjudicial.es): ►Servicios ►Atención ciudadana ►Modelos normalizados ►El proceso monitorio y teniendo en cuenta que debe presentarse ante el Juzgado del domicilio del deudor.

Artículo realizado por Antonio Nicolás Vallellano de DextraUE

Si necesitas cobrar una deuda con sede en España o en la Unión Europea, provecha la oferta que te ofrece DextraUE en Doiser para el cobro de tus deudas mediante procedimiento monitorio.

Tags : cobro de deudasreclamaciones judiciales

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR