close
Anta Consulting, emprendimiento, emprendedor, asesorIa fiscal, asesorIa pymes, asesoramiento  laboral, asesoramiento fiscal

Desde el inicio de la crisis, casi como un mantra, ha ido calando el mensaje de que una de las soluciones a la crisis está en el emprendimiento, en crear tu propio negocio, tu start up, para no depender de nadie más que de ti. Pero la realidad es mucho más dura. No es nada fácil emprender en este país y eso no lo decimos nosotros sino el índice elaborado por el Banco Mundial, Doing Business quien nos posiciona como el país que más cuesta abrir un negocio. España es el cuarto país de la UE que resulta más caro emprender.

Por eso es muy importante que todo aquel que, a pesar de los rumores de estallido de la burbuja del emprendimiento, decide levantar su propio negocio sepa bien que es lo que se debe hacer y que comportamiento debe tener antes de empezar a moverse.

Carácter emprendedor: optimista, pero no ingenuo.

El emprendedor debe ser una persona animada, con una autoestima a prueba de balas, pues su carácter transmitirá a inversores y clientes la seguridad necesaria para confiar en su negocio. Pero como no todo va a ser un campo de rosas tampoco hay que caer en falsos estereotipos de gurús de frase de manual. Al emprendedor le costará conseguir el éxito (según algunos expertos se puede tardar hasta 8 años en conseguir un cierto grado de relevancia), por eso hay que ser paciente, tener los pies en el suelo y trabajar de sol a sol. Un emprendedor no es un runner que hace sprints, es un corredor de fondo.

El financiamiento del emprendedor.

Sin duda es la clave para que un negocio empiece bien asentado y se pueda mantener a lo largo de su periodo de vida. Para eso hay que hacer un plan de empresa realista y pragmático en el que queden bien detalladas las fuentes de financiamiento y las inversiones. Así  hay que calcular el presupuesto del proyecto creando un buen colchón para que al menos en los primeros dos años el negocio no tambaleé. Por eso, muchos proponen ampliar hasta un 20% la partida de inversión, pues las ventas seguro que van a llegar más tarde y es posible que con plazos de pago más largos. La supervivencia de un emprendimiento dependerá de la acertada toma de decisiones operativas y financieras, que le permita a la idea inicial, desplegar todo su potencial y ofrecer la mejor experiencia de usuario posible.

Ideas para emprender.

Tu idea de negocio debe ser sencilla, simple, pero necesaria. Hay muchas ideas brillantes que descubrir, pero a veces hay emprendedores que creen que su idea es única y que no tendrá dificultades para desarrollar el negocio que se sustenta en ella. Peor no hay negocios perfectos igual que no hay ideas únicas, originales. Más vale que hagas una prospección del mercado y encuentres aquel producto o servicio que pueda ser necesario para cierto nicho.

Emprendimiento desde la innovación tecnológica.

Todo emprendedor que se preste si además dispone de conocimientos y recursos tecnológicos tendrá un camino más fácil para poder levantar su empresa. Es importante dominar las herramientas tecnológicas que te faciliten tu trabajo o sino de rodearse de aquellos profesionales que lo hagan. Gracias a la tecnología cada vez se generan más oportunidades de emprendimiento, pero hay que saber usarlas para que jueguen a tu favor y te ayuden a ser más productivos. Si no termina siendo una pérdida de tiempo y, en consecuencia, de dinero.

Anta Consulting.

Recuerda que gracias a Doiser puedes obtener un asesoramiento laboral y fiscal con la asesoría para pymes Anta Consulting. ¡Aprovecha la oferta y ahorra!

 

Tags : anta consultingemprendimiento

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR