close
Tuscobros.com, cobro de deudas, cobro de impagados, plazos de prescripción, prescripción de deudas

Con el paso del tiempo y con una serie de requisitos, puede llegar a desaparecer el derecho a cobrar una deuda pendiente. Esta figura jurídica se llama “prescripción”, pudiendo decirse que es un sistema más de extinción de las deudas. Encuentra su fundamento en el principio de “seguridad jurídica” que entiende que una persona no puede estar a expensas del cumplimiento de una obligación de forma indefinida.

El primer requisito para que prescriba una deuda es que transcurra un plazo determinado. Este plazo lo establece la Ley. Desde el 7 de octubre del 2015, el plazo general de prescripción de las deudas, cuando por ley no tienen establecido otro plazo específico, se ha reducido de 15 a 5 años.

Otros plazos de prescripción para cobrar deudas

A continuación indicamos las principales deudas que tienen establecidos otros plazos de prescripción distintos al general de 5 años:

Prescriben en 1 año las siguientes deudas: la acción para recobrar o retener la posesión, las acciones para obtener las indemnizaciones por daños y perjuicios de responsabilidad civil extracontractual por injurias, calumnias y las derivadas de la culpa o negligencia. También tienen este plazo las deudas de transporte terrestre (los cobros de portes y fletes a los 6 meses).

Prescriben en 2 años: las acciones para la defensa del honor, de la intimidad personal y familiar y de la propia imagen, las acciones en reclamación de indemnización derivada de contrato de seguro de daños.

Prescriben en 3 años: las deudas con profesionales liberales tales como procuradores, abogados, notarios, registradores; deudas en concepto de hospedaje o comida consumida, las acciones en reclamación de indemnización derivada de contrato de seguro marítimo.

Prescriben en 4 años: las deudas con Hacienda y con la seguridad social.

Prescriben en 20 años: la acción hipotecaria, esto es, la posibilidad de ejecutar la hipoteca en caso de impago y computable desde la fecha de vencimiento inicialmente fijado.

El segundo requisito para que una deuda prescriba es que el acreedor abandone la reclamación de la misma, por lo que si el acreedor es persistente en la defensa de su crédito e interrumpe constantemente  el plazo  marcado por ley (mediante reclamación extrajudicial vía burofax con certificación de texto y acuse de recibo o medio que deje constancia; o reclamación judicial), o si existe alguna evidencia de reconocimiento expreso o tácito por el deudor (pago a cuenta), la deuda continuará vigente.

Como último requisito hay que señalar que la prescripción no se produce de manera automática sino que se constituye como una excepción que debe hacer valer (alegar) el deudor demandado. Cuando el deudor paga una deuda prescrita, no puede reclamar después el importe abonado.

Entendemos que la reducción del plazo general de prescripción a 5 años, ha sido una oportuna medida en una época de crisis como la actual, debiendo los acreedores esmerar su diligencia a la hora de reclamar.

Juan José Panizo Izaguirre, Director Departamento Jurídico de Tuscobros.com.

Recurda que Tuscobros.com ta ayudará a recuperar el dinero que te deben y ahora con la oferta Doiser pagará menos por su servicio de cobro de impagados.

 

Tags : cobro de deudasTuscobros.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR