close
MV aseguradores- autónomos seguros- asesor de seguros

Nadie sabe realmente cuándo puede llegar a tener un inconveniente de enfermedad, accidente o cualquier otro problema laboral que le impida realizar su actividad como lo hace siempre y para la cual requiere de una asistencia sanitaria.

Es por ese motivo, que al sufrir de un accidente laboral como autónomo es necesario realizar lo que se llama la “baja” de este tipo de régimen laboral, algo que muchas veces no se tiene conocimiento y se cree que realmente un autónomo que no puede trabajar o no tiene derecho a darse la baja.

La realidad es que un trabajador autónomo cuenta con los mismos derechos, coberturas y prestaciones de incapacidad laboral como lo tienen quienes están dados de alta en el Régimen General de la Seguridad Social.

Cuando un autónomo tiene un accidente laboral, la cotización por algún tipo de contingencia profesional de accidente o enfermedad, es voluntaria, salvo en los casos que se trate de un trabajador autónomo que sea dependientes (TRADE) o que realice un tipo de actividad de riego alto de siniestro.

El período máximo de cobro es de 12 meses pudiendo pedir una prórroga de 6 meses.

Pero más allá de estas cuestiones, hay que tener muy claro qué es lo que se entiende por accidente laboral y enfermedad en los autónomos:

  • Como accidente laboral se entiende aquello que tiene una consecuencia directa e inmediata en el trabajo que realiza el trabajador. Aquí se matiza el hecho de que no se tienen en cuenta aquellos que se den por desplazamientos laborales, por imprudencia del trabajador o por fuerza mayor.
  • En cuanto a la enfermedad profesional, son aquellas que se dan debido a la propia ejecución del trabajo, la cual debe estar provocada por algún elemento de los que se utilice en la actividad. Existe un cuadro de enfermedades profesionales en la Seguridad Social que se puede consultar en el anexo del Real Decreto 1995/1978.
  • Por enfermedad común, el autónomo debe estar dado de alta y tener cotizado un mínimo de al menos 180 días durante los últimos cinco años de trabajo, además de estar al corriente de todos los pagos.

La cuantía económica que se cobra está marcada por la base reguladora de la cotización del autónomo del mes anterior a que se haya sufrido el accidente laboral en los autónomos o la enfermedad. La misma se divide entre 30 y ello da un porcentaje de acuerdo a cada situación. Por ejemplo, cuando se sufre de una enfermedad común se aplica el 60% desde el día 4 al día 20 de la baja, a partir del día 21 el 75%. Cuando sea por accidente laboral o enfermedad profesional se aplica desde el primer momento el 75%.

A pesar de ello, lo importante es estar cubierto y tener una mutua que pueda dar fe de esta situación que estamos viviendo. Un Seguro especial para Autónomos (Seguro de Incapacidad Temporal) es ideal con el fin de saber que si no podemos trabajar estaremos cubiertos más allá de la propia prestación de la Seguridad Social.

Vicente Torre, Gerente y Director técnico de MV Aseguradores

Y si quieres saber más, descubre las ofertas y descuentos Doiser de MV Aseguradores, tu correduría de seguros.

Tags : asesor de segurosMV Aseguradoresseguro de accidentesseguro por accidente laboral

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR