close
secure&IT-seguridad-informatica2

 

“Si tu negocio no está en internet, no existe” afirmaba hace años Bill Gates. Es una realidad de la que nos hemos hecho eco durante años, pero pocos verdaderamente conocen las implicaciones de esta afirmación. Tener un sitio web a partir del cual poder contactar con tu público objetivo, además del asiduo, potencia la venta y amplía el rango de actuación.

Cuando ya se tiene una página web, una cartera de clientes que se gestiona en red, presencia en redes sociales o, incluso, se pagan las nóminas de los empleados usando un programa informático, se está en peligro. La empresa corre el riesgo de que cualquier persona ataque sus sistemas y se haga con toda la información.

Es por ello que, al mismo tiempo que el empresario o autónomo toma conciencia de que es imprescindible estar presente en la red, debe asumir que cualquier actividad que realice puede estar sujeta a acciones de ciberdelincuencia.

Según un estudio de Panda Security (publicado a finales de 2015) diariamente 9 de cada 10 pymes españolas sufren ciberataques. El acceso a webs poco seguras, las descargas de programas y malware recibido por email suelen ser la causa en la mayoría de estos ataques informáticos. Otras prácticas como el ciberespionaje, el fraude de los empleados, las intrusiones en la red y los fallos de terceros también ocasionan graves problemas a las empresas.

El concepto de ciberseguridad conecta directamente con el de Internet y crea un marco cognitivo al que hay que ir abriéndose poco a poco y adaptándose, puesto que lo primordial para la organización debe ser mantener sus activos protegidos frente a posibles amenazas externas. Para conseguirlo desde el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) recomiendan a las grandes empresas y a las PYMES elegir un servidor seguro (que tenga buena reputación en la comunidad) para alojar su sitio web.

Por supuesto, es imprescindible estar bien asesorado en el ámbito legal. Las empresas deben preocuparse por el derecho a la protección de los datos personales de sus empleados, clientes, proveedores y el resto de su entorno. La adecuación de las entidades a la Ley Orgánica de Protección de Datos suele tener cierto grado de dificultad, por lo que tendremos que buscar a alguien que nos ofrezca diagnóstico, adecuación, soporte, mantenimiento, auditoría y formación.

La Ley de Propiedad Intelectual también tiene sus peculiaridades en lo que a informática se refiere. Las compañías deben preocuparse de proteger legalmente desarrollos y otras obras propiedad de la empresa. Además, es necesario salvaguardarla ante posibles sanciones económicas por incumplimiento.

En definitiva, el objetivo es darle a la empresa una cobertura 360º, en la que se incluya la prevención, la detección y la respuesta rápida a los ataques.

Francisco Valencia, CEO de Secure&IT

Y si quieres saber más, descubre las ofertas y descuentos Doiser de Secure&IT, la empresa que vela por tu seguridad informática.

Tags : Instituto Nacional de CiberseguridadLey de propiedad intelectualPanda SecuritySecure&ITseguridad informatica

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR