close
Artículos y noticiasEmpresa

Mejora tu trabajo con el color conociendo las diferentes cartas de colores del mercado y sus usos

La carta NCS, un estándar en el sector de la decoración

Son muchos los problemas que generan en el profesional tanto la elección de color como la forma en la que éste es llevado a la práctica en una obra, proyecto o diseño. A menudo elegimos un color que no se parece al que finalmente es aplicado, y esto tiene un único motivo: trabajamos con la plataforma equivocada. Son muchas las cartas de colores que existen y esto genera cierta confusión, pero cada una tiene un uso especial que os queremos explicar a continuación.

Las diferentes cartas de colores del mercado

Ral, NCS, Pantone, cada una de estas cartas tiene un uso específico y está recomendada para un sector más concreto. Así como la carta Ral es muy común en la Industria y Pantone se recomienda para las tintas de impresión, como profesional del diseño, arquitectura, interiorismo, decoración, etc. es bueno conocer el Sistema NCS. Por diversos motivos:

  • La carta Ral tiene ciertas limitaciones a la hora de elegir colores, pues sólo tiene 189 colores planos (más unos pocos metalizados y fluorescentes) de los cuales muy pocos son tonos pastel, más bien son en su mayoría colores oscuros e intensos con poca salida en el mundo de la decoración. Sus referencias nos son interpretables al leerlas ni fácilmente combinables. Muy extendida en industrias dónde la gama de colores es limitada, pero no recomendada fuera de ahí.
  • La carta Pantone (aunque este término no es exacto, pues hay muchas “cartas Pantone”), erróneamente denominada pantonera, se creó enfocada al sector de la impresión, pues sus colores se presentan con una formulación en tinta para que las imprentas sepan cómo mezclar los colores para su igualación al imprimir. Su gama es mucho más amplia (1.800 colores aprox.), sí que incluye ciertos colores pastel, pero sus referencias tampoco son intuitivas. Y, sobre todo, tiene una gama cromática difícilmente conseguible en pintura debido a temas relacionados con los pigmentos orgánicos, que no procede tocar ahora.

El Sistema NCS en la decoración

El Sistema NCS es un estándar en el sector de la pintura, así lo dicen cada uno de los técnicos de las principales fábricas de pintura. ¿Por qué? Fácil. Porque su gama cromática se ajusta a las necesidades del prescriptor, porque sus colores son reproducibles en pintura, porque es la Norma Española del Color (UNE 48103 por AENOR desde 1994), y sobre todo, porque se trata del único sistema de notación de colores.

Este simple hecho otorga a sus usuarios muchas ventajas gracias a darle a cada color un código lógico que facilita la interpretación, selección, combinación y comunicación de este. Es decir, que de un plumazo se consigue ahorrar tiempo en la selección de color, saber que nuestras gamas tienen una cierta armonía cromática, y asegurar que el color que hemos elegido es el que finalmente se va a aplicar. Por lo tanto, evitaremos disgustos de última hora y sobrecostes no deseados, además de darle un valor añadido a nuestro trabajo de cara al cliente y un enfoque mucho más profesional pudiendo recomendar colores con cierta base científica.

Porque el color vende, pero el color adecuado… mucho más. Y para ello es importante transmitir, inspirar y generar confianza como profesional.

Darío Arévalo, Business Line Manager @Idecolor, Miembro del Color Marketing Group.

Entra en el universo de Idecolor y descubre la gran variedad de cartas de colores que tienen para pintar. Y ahora con la oferta Doiser, escoge la carta de colores NCS que mejor te vaya y disfruta de un interesante descuento.

Tags : cartas de coloresIdecolor

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR