close
Protección de consumidores y empresas – Confianza Online

La Comisión Europea ha presentado un “Nuevo Acuerdo para los Consumidores” que amplía su protección dentro de un marco económico común. Para llevarlo a cabo, las medidas presentadas se ejecutarían a través de dos propuestas de directiva:

  • Una para mejorar y revisar la normativa de consumo actual con el objetivo de:
    • Potenciar el cumplimiento de la ley.
    • Ampliar el respaldo de los compradores europeos, sobre todo en el ámbito digital.
  • Otra sobre reclamaciones para proteger intereses colectivos y:
    • Reducir las prácticas ilegales en materia de consumo.
    • Facilitar la reparación de daños cuando haya un gran número de afectados por la misma incidencia.

En definitiva, se busca dotar al consumidor europeo de un mayor número de herramientas o mecanismos que, de forma armonizada en los países miembros, los amparen con eficacia ante cualquier tipo de fraude comercial.

¿Cuáles son los principales puntos que contemplan las medidas propuestas?

  1. Más transparencia en las transacciones online
  • Los marketplaces deberán informar de manera clara sobre los datos del vendedor para que aparezca correctamente identificado, facilitando de esa manera que el comprador pueda ejercer sin problemas el derecho de desistimiento.
  • Los resultados de búsquedas realizadas en plataformas en línea tendrán que mostrarse claramente catalogados como de pago o gratuitos. También será necesario que aparezca una explicación referente a los parámetros en los que se basan dichos resultados para entender su orden de aparición.
  • Los consumidores que contraten servicios digitales gratuitos (como por ejemplo el correo electrónico o los de almacenamiento en la nube) también se beneficiarán de los derechos a ser informados y la disponibilidad de 14 días para la cancelación del contrato.
  1. Servicio de reclamaciones y compensaciones

Una de las novedades más importantes que se plantea introducir es la compensación colectiva ante daños que afectan a un gran número de usuarios en diferentes países de la UE.

  • Entidades sin ánimo de lucro, como las asociaciones de consumidores, que cumplan una serie de requisitos validados por autoridades públicas, podrán presentar demandas colectivas para solicitar compensaciones para un grupo de afectados. Esta opción que existe ya en España, además de en otros estados, pasaría a estar disponible en el resto de países de la Unión Europea.
  • Por otro lado, frente a una legislación europea fragmentada en materia de consumo, se contemplarían compensaciones individuales para que en todos los estados miembros se pueda solicitar una reparación, ya sea económica o de resolución del contrato, cuando se trate de prácticas comerciales agresivas o engañosas.
  1. Establecimiento de sanciones efectivas
  • Actualmente la Unión Europea no dispone de medidas comunes para sancionar prácticas fraudulentas que afectan a un gran número de consumidores. Cada uno de los estados maneja sus criterios y, por lo tanto, se pueden encontrar grandes variaciones.
  • En términos generales, se considera que las sanciones contempladas son demasiado bajas y no cumplen la finalidad disuasoria para la que fueron creadas.
  • Con las propuestas planteadas se otorgará a los países miembros la capacidad necesaria para endurecer el sistema sancionador de manera efectiva y proporcionada, coordinándose siempre con las autoridades europeas. Para aquellos incumplimientos que impliquen a consumidores de varios estados, la multa máxima podrá ser del 4% del volumen anual de los negocios de la empresa, en cada Estado miembro afectado. A su vez, cada país tendrá la libertad de ampliar este límite.
  1. Beneficios para las empresas
  • Además de los cambios y mejoras para consumidores, las propias empresas también se verán beneficiadas por la eliminación de puntos que suponen una importante carga para sus negocios. En concreto:
  • Se incrementa el amparo en caso de devoluciones, en las que se concretarán los criterios por los cuales se considera que un producto ha sido claramente usado y no únicamente probado.
  • La empresa no tendrá que realizar el reembolso antes de recibir los productos devueltos.
  • Esta flexibilidad se extiende también a las comunicaciones con las que se establece la relación entre la empresa y el consumidor. El correo electrónico ya no será el canal predeterminado, sino que también tendrán validez los chats o formularios de contacto en línea.

Tras todo lo dispuesto anteriormente con la enumeración de las principales medidas que se plantean aprobar, los próximos pasos a seguir pasan por que las propuestas de la Comisión se debatan en el Parlamento Europeo y en el Consejo.

Artículo realizado por Confianza Online

Házte con el sello de Confianza Online para tu página web, que garantizará a tus clientes y usuarios la máxima transparencia seguridad y confianza a la hora de comprar y navegar por tu sitio.

Tags : confianza onlinemarketing digital

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR