close
Transcripción automática de la voz la piedra filosofal de la productividad

Como la “piedra filosofal”, esa sustancia legendaria que los alquimistas decían era capaz de convertir los metales bases tales como el plomo en oro (chrysopoeia) o plata, la transcripción de la voz ha sido durante muchos siglos un codiciado objetivo por numerosos colectivos profesionales, cuya actividad primordial consistía en generar texto.

El esclavo Marcus Tullius Tiro inventó hace nada menos que 20 siglos la taquigrafía, un sistema de escritura simplificada y acelerada que le permitía reproducir fielmente los discursos del gran jurisconsulto romano Cicerón. Gracias a esta técnica y numerosas variaciones de la misma a lo largo de los siglos, nos han llegado numerosos y sublimes discursos de éste y otros grandes oradores. El proceso era sencillo: escuchar al orador y empezar a escribir lo más rápidamente posible sin perder ni un solo detalle…

A día de hoy, gracias a las nuevas tecnologías, esta tediosa manera de transcribir se está quedando obsoleta. Sistemas de Reconocimiento vocal “Inteligente” como Digalaw® están tomando el relevo, consiguiendo mejorar el proceso de transcripción con la mayor eficacia posible y, de paso, incrementar la productividad y el confort en el trabajo con un sustancial ahorro de tiempo y costes.

En efecto, poder “escribir con la voz” y de manera “inteligente” en cualquier ordenador, grabadora digital o teléfono móvil, proporciona las siguientes ventajas a cualquier profesional cuya actividad dependa de generar texto:

  • Dictar a una media de 160 o 180 palabras/min. (un folio DIN A4 cada 3 min.), lo cual es mucho más rápido que teclear
  • Impresionante precisión del 98% – 99% o más en la transcripción del dictado
  • Formateo automático (o inteligente) de siglas, abreviaturas, acrónimos, expresiones con mayúsculas iniciales, etc.
  • Mucha mayor concentración en el texto, sin las constantes molestias que un uso ineficaz del teclado conlleva
  • Constante entrenamiento para hablar mejor en público

Dichas ventajas se traducen lógicamente a nivel orgánico, en cualquier empresa, despacho o bufete, en:

  • Gran incremento de la productividad
  • Reducción de los plazos de entrega de escritos y documentos
  • Notable aumento global de la eficiencia y capacidad de respuesta
  • Sustancial ahorro en costes de mecanografía o transcripción
  • Máxima satisfacción del cliente
  • Mejora del flujo de trabajo en grupo.

Si te has quedado con ganas de conocer en mayor profundidad Digalaw® y experimentar por ti mismo alguna de estas grandes ventajas, prueba anónimamente y sin compromiso la versión limitada en línea de este sistema de transcripción de audio. ¡En un par de minutos quedarás absolutamente impresionado –y enamorado— con los avances del Reconocimiento vocal “Inteligente”!…

Firmado por Marta Garrido, directora de ventas de SpeechWare.

Tags : Digalawsoftware de transcripciónSpeechWare

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR